viernes, 26 de diciembre de 2014

Embalses de Belsué y Cienfuens

26 de Diciembre de 2014

Reflejos en el embalse de Belsué con el pico del Águila de fondo.
Después de días de comidas y reposo, nos apetece marchar al monte para dar un paseo y si además nos da un poquico el sol, pues mucho mejor, tras días de niebla en el valle. Elegimos pues algo cerquita y que tampoco sea muy largo, que los días acortan y tampoco nos apetece darnos la gran paliza. Buscando, encuentro ésta ruta que recuerdo haber pasado en bici por algún tramo pero que merece la pena recorrer andando de manera relajada.
La senda al principio, aunque sombría  y fría, es preciosa recorriendo desde su cola el embalse de Sta Mª de Belsué. Una vez que llegamos a la presa ya se despeja de vegetación y cruzamos para recorrer por la margen derecha el río Flumen y enseguida, pasando por algunos túneles en la roca, llegamos al embalse de Cienfuens y bajo sus espectaculares acantilados que son volados por buitres.
En el embalse nos podríamos volver cruzando por la otra orilla si no queremos alargarnos. Nosotros continuamos dirección sur por una senda en pendiente entre vegetación hasta llegar al dolmen de Belsué.
Después de contemplar el dolmen, volvemos por donde hemos venido para coger una tenue y empinada senda que sube de manera fuerte a coger una pista. Ya en ella la seguiremos hasta el refugio de Belsué donde hay unas bonitas vista del embalse. Ahora bajamos por escaleras en busca de la cueva Artica. No pensábamos meternos por la estrechez de su entrada, pero una vez allí, afortunadamente, nos pudo la curiosidad y con la modesta luz de un móvil.... Para adentro!. Para nosotros, que no frecuentamos cuevas, su interior nos pareció sorprendente y no nos manchamos mucho de barro.Otro día volvemos con cascos, luz y ropa adecuada.
Bajamos hasta la presa de Belsué para coger el camino de vuelta al coche.
Senda que recorre el embalse de Belsué
Primeros túneles llegando a la presa de Belsué. Aquí cruzamos.
Túneles en la presa de Cienfuens
Por debajo de esa roca hemos pasado. Impresionante ¿eh?
Seguimos nuestro recorrido por Cienfuens
Los acantilados de Cienfuens
Pasado Cienfuens en 40´ más llegamos al dolmen de Belsué.
Fuerte subida en busca de la pista.
Si miramos al sur vemos el Salto de Roldán y el mar de nubes en la hoya de Huesca.
Ya en la pista volviendo hacia el refugio de Belsué.
Refugio de Belsué
Escaleras abajo buscando la entrada a la Cueva Artica. En la orilla del embalse de Belsué el camino de ida y vuelta
Entrada a la cueva Artica
Algunas fotos de su interior
Con galería en las que te puedes poner de pie. Cuidado con la cabeza!
Itinerario marcado por Excursionesporhuesca.es en un plano del IGN.
Ya montados en el coche, nos da pereza volver al mundo de las nieblas y seguir aprovechando este día de sol maravilloso. Nos subimos por la pista a visitar el pueblo abandonado de Lúsera que se encuentra en un alto y a la solana ¡bien!. Ahí van unas fotos:
Iglesia de S.Miguel




Entrada al cementerio
Paso abovedado
Ejemplo de casa. Casi todas son grandes.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Racón y Canarellos.

22 de Noviembre de 2014

♫♪ Zaz - París ♫♪
Atardeceres en Ordesa
Una forma diferente de llegar a Cola de Caballo. Sí, también más larga porque se da un buen rodeo, pero el empeño merece la pena. La próxima vez que visitéis Ordesa y penséis visitar la fotogénica Cola de Caballo, hacerlo por el valle de Cotatuero y la faja Canarellos (es como hacerlo por la faja de Pelay pero más suave). A nosotros se nos fue algo la olla y recorrimos la faja Racón, pero es que teníamos unas locas ganas de recorrerlas. Este tiempo no termina de ponerse frío y así como el  miércoles estaba esquiando, el sábado estábamos andando y sin nieve. Es verdad, las fajas Racón y Canarellos son expuestas a la solana, pero es que no había nada de nieve. Solo en el fondo del valle la nieve no se había ido pero en llano no problem!.


Así que vuelta al Valle de Ordesa para caminar y recorrer las fajas intermedias. Nos encanta caminar!. A las 9 de la mañana ya estamos en el parking de la pradera, el día acorta una barbaridad y no hay que confiarse con la hora. Andamos por la carretera hasta Casa Olivan y cogemos la senda que sube por el bosque hacia el precioso circo de Carriata.
Al poco de pasar la cabaña y haber salido del bosque, abandonamos la senda (1hora de ascensión y 500mts de desnivel) que se dirige al Tozal del mallo y a nuestras espaldas se encuentra la senda que en 10´ nos dejará en la faja Racón. Una vez superado el desnivel, el recorrido es suave y una delicia visual, delimitado abajo por el espeso arbolado y arriba por las verticales paredes. Llegamos al valle de Cotatuero donde hay que bajar un centenar de metros por el camino que sube de la pradera y cruzar por un puente metálico. Algo más de una hora cuesta recorrerla sacando un montón de fotografías. Aquí empezamos de nuevo a subir para coger la faja Canarellos, la cual es tan bonita como la Racón. Aunque al principio es algo descarnada, después va tomando interés hasta llegar al bosque de hayas, donde la senda adquiere todo su su esplendor. Recorrer la Canarellos cuesta también 1 hora desde el puente metálico. Llegamos a la pista que recorre el valle de Ordesa. Aquí nos podemos volver a la pradera, pero nos encontramos con fuerzas y con ganas de ver la Cola de Caballo que hace que no la hemos visto... Pues en una hora y cuarto a buen ritmo llegamos al fondo del circo de Soaso. Fotos de rigor, damos buena cuenta de la comida y alzamos la bota de vino. Uuyyy esas miradas de envidia a nuestro alrededor...
La vuela al coche la hacemos por la pista en dos horas. Fantástico día de monte!!!
Sendita otoñal que nos sube de maravilla a Carriata.
Oh! El Tozal del Mallo en primer término y junto, el Otal ya nevado.
Ya estamos en la faja Racón
Qué paredes! búscanos, somos tan pequeñitos...
Yo me espero un poco para sacarles fotos enfrente.
Y ya llegamos a circo de Cotatuero.
Sí Belén sí. Tenemos que cruzar enfrente. La Canarellos va en el corte de los pinos con las paredes.

Berta, Antonio y Belén observando las cascada de Cotaturo.
Entre vegetación bajamos a Cotaturo en busca del puente metálico.
Ya en la faja de Canarellos observamos la Racón. Sobre los pinos y bajo las paredes.
Paso peligroso con nieve. Miras hacia abajo y dan canguelo.
El bosque de las hayas. Que colorido!
Ya camino de Cola de Caballo a su paso por las gradas de Soaso.
"Foto recuerdo"
De vuelta a la pradera.
El track de un prejubilado a la marcheta, Gracias! Lo dejo por tomar perspectiva y porque así queda más elegante la entrada ;-) pero no es necesario GPS para seguir la ruta sin perderse!

jueves, 20 de noviembre de 2014

Parrisal y Moletes de Arany

16 de noviembre de 2014

Panorámica
Santiago, oriundo de la capital del bajo Aragón, nos tiene preparada una salida por los puertos de Beceite, así que me encantará ir a visitarle en compañía de Ignacio. Vamos a recorrer el famoso Parrisal, pero en vez de dar la gran vuelta por el barranco de la Espada o volver de nuevo por el Parrisal, Santiago descubrió en tiempos, un sendero que partiendo de la parte alta del Pas del Romeret asciende hasta las Moletes de Arany.
La mañana es fresca y metidos en el barranco sentimos el frío de las primeras horas, pero con buena marcha entramos en calor.
Nos sigue una pareja. Él a ella le va explicando, casi, cada rincón del Parrisal y a la altura del Pas del Romeret me dejo alcanzar para comenzar una conversación.
- ¡Qué preciosidad!, hace mucho tiempo que no estaba aquí y me está dejando impresionado.
- Ya lo creo. Es bonito de verdad.
- Oye, ¿eres guía de la zona? Te vengo escuchando y parece que te conoces muy bien esto…
- No, ¡qué va! –sonríe-. Somos colegas y le voy contando lo que sé. Lo he recorrido varias veces y me lo conozco bien.
- Umm. Ya veo...
- ¿Tú de dónde vienes?
- De Zaragoza -le digo-. En el Pirineo daban malo y aprovechando que un amigo es de aquí, nos preparó una ruta...
Debió de notarme tono de excusa y me dijo:
- Es que los de Zaragoza siempre miráis hacia el Pirineo y aquí, en Teruel, hay sitios estupendos.
- Sí, sí, tienes razón...
Ellos finalizan aquí el recorrido para volverse de nuevo por el mismo sitio y yo me despido aligerando el paso porque a mis compañeros los veo alejarse. Pasados les Gubies llegamos a les Estrets y tenemos la suerte de que apenas queda nada de agua retenida y nos permite avanzar sin mojarnos gracias a algún que otro equilibrio sobre las piedras.
Recorrido pues el Parrisal y los estrechos (1h 30´ desde el comienzo), a nuestra izquierda se abre al fin Pas del Romeret. Emprendemos la ascensión por las clavijas que son fáciles pero verticales. Cuando la senda empieza a bajar de vuelta al Parrisal, a nuestra derecha y de manera ascendente, algunas marcas de color azul e hitos de piedras nos van abriendo paso por entre el bosque y elevando con algún pequeño paso de trepada, hasta lo alto de las Moletes y conectan con la senda PR-TE-153 (1h 30´desde los estrechos y 650 mts de desnivel). Buen momento para descansar, deleitarse con las vistas y comer un poco. Por la senda PR y en dirección oeste pasamos por las inmediaciones del pico Arany y nos detenemos en un curioso y espectacular puente roca. Seguimos en bajada hasta el collado de la Belenguera y el Mas de Ferreret (30´ desde nuestra parada) para continuar directos hasta el Pla de les Mines (se llega en 45´ y en 10´ más al coche), lugar donde se recepcionaba el carbón que se extraía de la mina de la Belenguera.

Uno de los túneles construidos para el trasiego del mineral, y que da acceso al Pla de les Mines.
Pasarela en el Parrisal
Los estrets del Parrisal.
Vamos por el cauce totalmente seco.
Pasados los Estrets entramos por el Bco. de la derecha en busca de las clavijas del Pas del Romeret
En las clavijas

La vista abajo. La cadena, después de que pusieran las clavijas, de poco sirve.
En lo alto del Pas de Romeret. Nosotros no bajamos, sino que seguimos subiendo.

Algunos pasos de trepada con cuerda fija instalada.
La cuerda fija y las marcas de color azul.
Seguimos subiendo
Vista desde arriba
Puente roca
Ignacio y Santiago: Dos amigos.
Bajamos en busca del collado de la Belenguera
Camino bien trazado que nos baja de nuevo hasta el Pla de les Mines

Preparando esta entrada me encontré por fortuna con la música de unas chicas de Vilanova i la Geltrú. Se llaman The Gachises, su música se inspira sin complejos en los Ramones y su sitio de veraneo preferido, es sin lugar a dudas: Beceite.