Mostrando entradas con la etiqueta Montaña. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Montaña. Mostrar todas las entradas

viernes, 11 de agosto de 2017

Punta Cochata (Circular)

9 de Julio de 2017
Pasando por el pueblo de Escarrilla, subiendo al Pirineo ¿cuántas veces me habré fijado en esa mole de piedra que hay a la izquierda, pero entro en el túnel y me pongo a pensar en otra cosa? Un montón! Un día di con la ruta que sube a ese peñasco en el blog de David Naval, así que ahora no hay excusa para no hacerla.
Sobre el embalse de Escarra.
El camino parte, al igual que para ir al Saldo, entre el pueblo de Escarrilla y la entrada en el túnel. Primero por pista, pero rápidamente entramos en una senda que nos interna en el bosque. Ha debido de llover la noche anterior porque está todo mojado y nos resbalamos varias veces en las piedras. Tras la senda, cruzamos una valla ganadera para seguir en sentido ascendente por una pista. Hay que estar muy atentos, porque al poco rato, a nuestra izquierda y antes de que la pista empiece a bajar camino del Saldo, parte un sendero que nos encara a la punta Cochata entre pastos, bojes y, en la época en la que fuimos, gladiolos. Llegaremos hasta el mismo collado de Tarmañones, justo cuando la senda entre prados comienza a descender, para girar a la derecha y marchar hacia la Punta Cochata. Primero por la dorsal siguiendo los hitos, para llegar a una zona algo rocosa donde nos ayudaremos de las manos para ascender por una inclinada ladera herbosa. Tras ésto, una corta canal, nos dejará tras 2h de marcha, en la cumbre de la Punta Cochata (1.910 mts). Bonitas vistas sobre el barranco de la Tallata y sobre la presa de Escarra. Enfrente, el Pacino y más al fondo Feníás y los Infiernos. Al sur las Rocosas... ¡No! que es la sierra de la Partacua.
El sendero, entre el bosque, cruza el barranco de Betato.
Muy gris por la zona de Panticosa.
Salimos del bosque.
Cogemos el sendero que encarando la punta Cochata nos lleva al collado de Tarmañones.
En nada, asi estamos en el collado de Tarmañones. Punta Cochata nos intimida con su presencia.
Por la dorsal, dejando el collado abajo. Al Sur la sierra de la Partacua.
Una pequeña trepada para enlazar...
...con inclinada ladera herbosa. Ya sólo nos queda una pequeña canal a la izquierda que nos dejará en la cumbre.
Me voy a permitir salir en alguna foto con esta pose de conquistador. Gracias Berta!
Presenciando una asistencia en el Pacino del helicóptero de la Guardia Civil.
Se está muy a gusto en la cumbre y parece que no va a llover, pero tenemos que empezar a bajar. Lo haremos por el mismo sitio hasta el collado y seguiremos la marcha donde la dejamos, para bajar al embalse de Escarra. Un grupo bastante numeroso de adolescentes, están dando la vuelta a Punta Cochata, guiados por un monitor. Ahora se están bañando en el embalse, pero no sé muy bien si hace día de calor para tanto. Cruzamos el embalse y cogemos el sendero que pasa por la base del Pacino. Está todo muy amarillo por los erizones en flor. Seguimos bajando por la margen izquierda del barranco de Escarra, mediante el serpenteante camino de los Forzados, nombrado así en honor a los presos políticos que participaron en la construcción del embalse. Entre el bosque de pinos y hayas llegamos hasta la carretera, ya muy cerca de nuestro punto de partida.
Berta esperándome en la bajada.
Bajando al collado de Tarmañones.
Embalse de Escarra.
Hemos cruzado a la izquierda orográfica del barranco de Escarra.
Dejamos atrás el embalse y la punta Cochata.
Los erizones en flor visten de rabioso amarillo las laderas del Pacino y del Bco. Escarra.
Ni flower de como se llaman estas flores.
Si estamos atentos y con mucho cuidado, podemos ver en una de las revueltas el Saldo.
Serpenteando el camino de los Forzados.

jueves, 10 de agosto de 2017

Pico Tablato (circular)

2 de Julio de 2017
Uno nuevo que no había hecho y el aliciente de su cresta nos hizo disfrutar a tope. Además, este es un pico que se hace mucho por su diagonal con esquíes cuando las condiciones así lo propician, así que le daría un vistazo pensando en el invierno.
Brazatos superior e inferior vistos desde el pico Tablato.
Un poco revuelta había sido la semana con bajada de temperaturas y alguna precipitación en forma de nieve. El tiempo no se había estabilizado del todo y era probable que "la gabachada" (forma cariñosa de nombrar a las nubes bajas que se cuelan por el Pirineo desde Francia) nos privase de pasar un día claro de sol. Las chicas, que llegaron antes que nosotros, fueron informadas en Casa de Piedra de que habría nieve en el collado... Edita, que venía a por todas, traía piolet, aunque después no encontramos nieve en todo el recorrido. Salimos por las escaleras junto a la fuente de San Agustín (aún recuerdo que manaba agua caliente) y llegados al paraludes de Labaza, giramos a la derecha siguiendo la GR11 y sus numerosas revueltas que recorren el bosque. Abandonado éste y alcanzada la tubería de presión sobre la cota 2.200 mts, giramos a la izquierda para, entre bloques, alcanzar en 2h el ibón superior de Brazatos, donde paramos a comer algo observando sus calmadas aguas. Bordeamos por el O. el ibón por sus muretes de represado y seguidamente viramos hacia la derecha en busca de la arista. Vamos encontrando hitos que nos facilitan la ascensión. Cuando el camino empiza a ganar inclinación, nos desviaremos hacia la izquierda de la arista en busca de una canal que con ayuda de las manos, nos dejará en la arista, justo a la salida de la diagonal por la que se sube en invierno. La diagonal vista desde aquí "da cosa". Continuamos por el lado derecho de la arista de canto y apoyando las manos llegamos hasta una pequeña brecha. Desde ella, seguimos la ascensión tirando de algo de adherencia de botas ayudados de las manos (F), ahora ya por buena roca, hasta dejarnos muy cerca de la cumbre del Tablato (2695 mts) a la que llegamos andando (1h 15´desde el ibón superior). Estupendas vistas de los ibones de Brazatos (foto de cabecera), a los picos Brazatos, Catieras, Baldairan, y Foratulas por su proximidad. A lo lejos, Infiernos, Garmo Negro, Sabocos, Tendeñera... y resaltando por su envergadura las altivas cumbres nevadas de Ordesa y Vignemale.
En el bosque siguiendo las numerosas revueltas. Telera al fondo.
El bco. del Brazato que haremos de bajada. Al fondo el Tablato al que Subiremos por su izquierda y bajaremos por su derecha.
Cruzando el ibón superior de Brazatos
En busca de la arista
El ibón inferior también toma gran protagonismo.
Entre bloques el camino se pone más duro.
Inma, en su primera salida estival, con el Vignemale de fondo.
En busca de la canal.
En la canal.
La cosa empieza a tomar importancia.
Llegando a la pequeña brecha con la diagonal a la derecha.
Desde la brecha ya apenas nos queda superar este murete con algo de adherecia y buena roca.
Progresando por la arista.
Llegando a la cumbre.
Ignacio, Berta, Inma, Edita, Fran y Gabi.
Dejamos la cumbre y bajamos por una inclinada ladera hasta el cuello bajo de Brazato. Llegar hasta aquí no ha sido fácil porque no hay camino ni hitos que nos guien. Atención al cuello porque hay como dos pasos evidentes, cogeremos el que está más alejado. Desde aquí, la cosa no creais que mejora. Canchales y bloques con bastante inclinación nos hacen la vuelta algo tortuosa, dejando el pico Tablato y su diagonal a nuestra derecha. Poco a poco, la inclinación se va moderando y el paisaje va cambiando de pétreo y gris a herbal y florido. El barranco de Brazato, no es muy común andarlo, por lo que el camino está poco marcado, pero con atención y seguiendo los hitos que ahora ya sí que nos vamos encontrando estaremos de vuelta en 2h 30´desde la cumbre.
Bajando al cuello.
Inclinación y bloques no nos lo ponen fácil.
Desde el cuello en busca de barranco del Brazato.
Dejamos atrás el pico Tablato y el cuello. (casi no se ve el nuestro, que está a la derecha)
Ahora sí, disfrutando del colorido barrranco.
Grabé el track, así que lo comparto por si alguien tiene la osadía 😨 de seguirlo.

Powered by Wikiloc


jueves, 20 de julio de 2017

Picos Marcadau Norte y Marcadau Sur

24 de Junio de 2017
Primer día (si no me engañaron) de la temporada para Berta y Ramiro, demostrando que la transición de la nieve a roca es algo traumático, pero que unas pocas horas se supera.
El fotogénico llano antes de vuelta a Bachimaña.
En septiembre de hace dos años ya tuve una tentativa, con Belén como acompañante, de hacer esta no difícil cresta que une el Marcadau Norte con el Marcadau Sur. Pero el abundante caudal soltado desde Pezicos nos hizo desistir a la hora de cruzar el río, aunque como consolación, se subió al pico de los Ibones.
Aun habiendo madrugado, el Balneario se encuentra a tope de coches debido a un bodorrio celebrado en las partes nobles de éste. Por la nubosidad solapada a las montañas, la jornada no pinta demasiado bien y, según avance el día, podría desencadenarse alguna tormenta. Así que yo no empiezo con excesivo entusiasmo. En 1h 15´ hemos remontado el barranco y superado la famosa cuesta del Fraile hasta la pequeña presa de Bachimaña. Apenas paramos por si la tormenta se quiere presentar a una fiesta a la que no está invitada. En media hora hemos recorrido los ibones de Bachimaña y cruzado el desagüe de los Ibones Azules aunque no todos con la misma rapidez, y es que nos empeñamos en inventar pasos fuera de los evidentes que nos marca el camino... Dejada atrás la bifurcación de los Azules vamos subiendo a media ladera dejando abajo el ibón superior de Bachimaña. Superado un muro por el que discurre agua y en el que paramos a rellenar, aunque abunda en todo el recorrido, llegamos a un pequeño llano herboso, generalmente húmedo al recibir el agua de un helero que se encuentra algo más arriba. Pasado este llano, descendemos hacia el barranco para cruzarlo. La última vez que traté de hacerlo, ni Belén ni yo tuvimos el valor suficiente de saltar el "mangazo" de agua. Esta vez la nieve cubre su curso y nos sirve de puente con la otra orilla. Una vez en la margen izquierda vamos ya en busca del puerto de Marcadau (2.541mts) y que alcanzamos tras algunas lazadas. Un cartel nos recuerda que estamos en la frontera con Francia y que si cruzamos se entra en el Parque Nacional de los Pirineos Franceses. No hace calor y el viento, a rachas, sopla con fuerza. Tras una pequeña parada ascendemos de manera fácil dirección Este para coronar la primera cumbre, el Marcadau Norte con 2.676 mts. (4 horas desde el Balneario.)
Encarando la cuesta del Fraile.
En busca del ibón superior de Bachimaña.
Dejamos el desvío a los Infiernos y los Azules.
Dejando abajo Bramatuero y Bachimaña. Que grande el Serrato ¿no?

Ramiro me sacó esta foto con pose muy natural...
Entrando en la cuenca de los Marcadau. Haremos la cresta de izquierda a derecha.
Muy parecida a la anterior. Llegando a puerto de Marcadau. A tiro piedra el Marcadau Norte.
Foto cimera del Marcadau Norte.
 Continuamos hacia el Marcadau Sur. Para ello recorreremos la arista, pero no siempre a plena cresta, sino un poco escorados hacia el lado español, subiendo y bajando levemente buscando los pasos más seguros. Aunque no hay mojones, seguirlo es fácil e intuitivo. A veces es necesario apoyar las manos. Solo hay un paso más delicado, donde hay que destrepar con mayor atención, un poco antes del collado que precede a la última rampa al pico Marcadau Sur. Ramiro ya nos está esperando arriba, demostrando que yendo por debajo de la cresta y andando sobre la pedrera, se ahorra algo de tiempo. Ya en la cumbre, viendo que a pesar de los amagos el día aguantará seco, disfrutamos de las bonitas vistas que tiene este mirador.
Mirando al Marcadau N. Ya llevamos un trecho de cresta.
Nos queda un trozo más.
Berta parece disfrutar. Con cuidado por el viento racheado.
Si la cresta se pone mal, bajamos unos metros hacia el lado español.
Ya superado el trozo peor, queda lo fácil pero habrá que sudarlo.
Abajo el ibón de Pecico. Al fondo, los Infiernos.
Siempre viene bien asegurar con las manos.
Ramiro, Berta y yo.
La bajada la realizaremos de manera más directa por la pedrera. Los bastones y el ir sin prisas, serán nuestras armas en esta fuerte bajada hasta alcanzar la senda del puerto de Marcadau. Link de David Naval.
Bajando con cuidado.
Abriendo el panorama, la cuenca de los Pecicos dominada por la Gran Facha.
Ya en la senda. Esta vez posando con más naturalidad si cabe.😊
Dejamos atrás el Marcadau, que nos ha hecho disfrutar de un buen día.