Mostrando entradas con la etiqueta Senderismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Senderismo. Mostrar todas las entradas

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Tozal del Cebollar y Sierra Casa

7 de Octubre de 2017
El segundo día del 2017, Belén y yo ya tratamos de completar esta circular, pero por culpa de la nieve y de no llevar material, nos quedamos con las ganas....
Editar
Balcón privilegiado en el Paso de la Escala.
Pero esta vez, sí lo íbamos a completar, pero en sentido inverso. Para la ocasión, vamos a contar con la siempre agradable compañía de Berta. Vamos hasta Torla y dejamos el coche en un parking que hay en el lateral derecho de la carretera, poco antes de llegar al cruce del camping de San Antón. Comenzamos a andar por la carretera sentido Ordesa y al poco de sobrepasar el cruce del camping, a nuestra izquierda, parte una senda muy bien indicada, Bujaruelo (GR) el Cebollar (PR). El sendero bien marcado, nos acerca hasta la confluencia del valle de Ordesa y el valle de Bujaruelo.  A los 30' del comienzo, abandonamos la GR que baja al valle de Bujaruelo  y seguimos las marcas de PR que indican al Cebollar. La senda sube de manera fuerte y, tras 20' más, llegamos al Paso de la Escala, que es un camino horadado en la roca con vistas sobre el barranco de Bujaruelo. Seguimos la marcha y entramos en el barranco de las Comas para luego cruzarlo y ascender por su margen orográfica izquierda, en una sucesión de Zig-zags, recorriendo un bello hayedo hasta llegar al colladito que se encuentra junto al Tozal del Cebollar. Hemos invertido, de manera tranquila, 1 h 50' y hemos saboreado, sin encontrarnos con nadie, toda la belleza del otoño en el entorno de Ordesa.
Queremos coronar el Tozal, pues lo tenemos a tiro y para ello buscamos entre la vegetación los mejores pasos entre roca caliza. Habrá que ayudarse de las manos para salir después, de entre los erizones, hasta la cumbre del Tozal. Importante memorizar por donde hemos subido porque después volveremos al collado y tanto erizón puede llevar a confusión.
El modesto Tozal del Cebollar tiene unas vistas panorámicas increíbles a los valles de Ordesa y de Bujaruelo. Hasta el momento, ¡todo un acierto de excursión!
Caminando hacia la confluencia del valle de Bujaruelo y valle de Ordesa.
Una pequeña parada para disfrutar de las vistas a Ordesa y el valle de Broto.
Balconada hacia la izquierda en el paso de la Escala
Balconada hacia la derecha en el paso de la Escala.
Enfrente, el Tozal del Cebollar.
Cruzando el barranco de las Comas.
Todo el bosque de hayas para nosotros
Buscando el mejor paso
Entre bojes y erizones, muy cerquita de la cumbre.
Valle de Bujaruelo.
Foto de cumbre. Abajo, el valle de Bujaruelo.
Ya de nuevo en el collado, tenemos que seguir la senda, en algunas zonas marcadas, de la PR. Primero remontaremos hacia el S.O. por las lomas el Tozal de las Comas, para después girar a la izquierda y cruzar el barranco a media ladera hasta el collado de la Plana. Por el camino nos hemos encontrado unos ciclistas que hacían la ZZ029 - Ruta del Cebollar. Habían hecho el tramo de pista desde Torla y les quedaba toda la bajada. En enero, no pudimos pasar del collado de las Planas, así que ahora lo que nos queda es todo terreno conocido, al menos para Belén y para mí. Nos acercamos hasta la caseta de Sierra Casas y avanzamos un poco más hasta el saliente, donde hay unas amplias vistas hacia el fondo del valle Ordesa y hacia el valle de Broto. Sí, lo reconozco, fui yo el primero en llegar, con muy poca ventaja, a la punta de Sierra Casas y en ese momento la Webcam del Cebollar me hizo una foto 📷😊,¡ lo siento chicas!. Nos ha costado 3h 40' con paradas y de manera relajada.
Bajando al collado. Al fondo, el pico Fenes. Berta ya le ha echado la 👀
Terreno fácil, pero mola para la galería.
Dejando atrás el Tozal, remontando las laderas herbosas del Tozal de las Comas.
Caminando a media ladera hacia la punta de Sierra Casas y collado de la Plana.
Berta y Belén contemplando el valle de Ordesa.
Vistas hacia el valle de Broto.
Captura en el móvil de la captura de la webcam.
Después de mi momento de gloria, volvemos hasta el Collado de la Plana para empezar a bajar por las laderas herbosas. Aquí la senda no está marcada y el cartel se encuentra derribado, pero debemos descender S. SE. y una vez alcanzado los primeros árboles aparece el rastro de senda que se va abriendo paso entre los erizones. Cruzaremos el barranco de San Antón y alcanzada la pista, continuaremos hasta la cabaña de Artica Fiasta. De aquí el sendero sigue descendiendo, internándose en el bosque en una sucesión de Zig-zags. Sobre los 1150 mts de altitud, abandonaremos las senda y cogeremos otra a la izquierda, que cruza el barranco pasando bajo unos paredones. Encima está la ermita de San Antón. Seguimos bajando y de pronto la senda nos devuelve a la carretera, al mismo punto donde 6 h y 1/2 antes habíamos comenzado a caminar.
Ya cruzado el barranco de San Antón en la parte alta.
"Señora vaca: ¿Nos da permiso para pasar?"
Cogiendo la pista antes de llegar a la borda de Artica Fiasta.
Ahí la tenemos. La borda de Artica Fiasta.
Atrás, la borda. Al fondo, el collado de la Plana. A la derecha, la punta Sierra Casas. De bajada, nos espera el bosque.
La ruta seguida es de Buscando Bucardos apoyados por el Track de la excursión.

domingo, 10 de diciembre de 2017

Llanos de Urbia

15 de Octubre de 2017
Cuarto y último día por los montes del País Vasco. Para hoy, algo muy tranquilo y relajado, pues luego nos espera el viaje de vuelta a casa.
♪♫ Huntza - Aldapan Gora ♪♫
Sencilla y relajada circular ideal para hacerla en familia, que parte desde el Monasterio de Arantzazu. La ida la haremos por Duru y la vuelta por el camino habitual para volver de nuevo a Arantzazu. Detrás del edificio de exposiciones, serpentea un sendero que va siguiendo unas marcas de GR (Donosti - Arantzazu. Ya la tengo en la lista de pendientes) que nos acerca a las Txabolas de Duru. Nos internaremos en un impresionante bosque, para salir posteriormente a una pista que cogemos de frente, con prados y arbolado en sus laterales, hasta que lleguemos a Eskista con su particular cabaña. A la derecha de ésta, sale una pista que rápidamente se pierde por unos prados, para recorrer, por zona alta, el monte, siguiendo una hilera de piedras en vertical. Llegamos hasta el collado de Iferrutz. Verde, todo es de color verde, menos el cielo, las rocas y los animales. Empezamos a descender por el barranco de Urbia, donde es fácil que pasemos junto a algún rebaño de oveja latxa, hasta llegar a los llanos de Urbia y su Fonda.
Subiendo hacia Duru ya nos encontramos los primeros potros
La senda bien trazada.
Nos introducimos en el bosque.
Las ovejicas a los suyo.
Txabolo de Eskista y junto a éste el desvío a la derecha.
Subiendo por los pastos a lo alto del monte
Más caballos, como éste, de talla sobresaliente.
Seguimos la hilera de piedras en busca del collado de Eferrutz
Bajando por el barranco de Urbia con el Aizkorri, Aketegi y Aitxuri de fondo.
Ovejas latxas haciéndose las muertas.
Ya estamos llegando a los llanos de Urbia.
Los llanos es un sitio especial, donde mayores y niños suben para pasar el día en este bucólico y pastoril lugar. Hay una fonda donde se puede comer, tanto en el interior del local como en las mesas del exterior. Otros, como fue nuestro caso, optamos por subirnos una mantica y tumbarnos a disfrutar del ambiente distendido y campestre. Tras un buen rato, nos tenemos que poner de vuelta hasta Arantzazu. Para ello, realizaremos un último repecho hasta el collado de Elorrola, por medio de un bonito sendero entre dos hileras de arbolado. Pasaremos por la ermita de Urbia y cerca de los dólmenes de Gorostiaran. Desde el collado, ya sólo nos quedará seguir la senda de bajada por un precioso y tupido hayedo, pasando por la fuente de Erroiti, donde mana un agua muy fría de una piedra con un réplica de la virgen de Arantzazu. Bajamos un poco más y llegamos, ya por fin, hasta el Santuario de Arantzazu.
Fonda de Urbia. ¿Qué me decís de tumbaros un ratico?
Ermita de Urbia.
Camino que nos deja en el collado de Elorrola para empezar el descenso.
A la sombra del hayedo.
Con las hojas caídas en el suelo.
Fuente de Erroiti.
Santuario de Arantzazu
Cuatro días con cuatro excursiones por los Montes Vascos que nos ha hecho recordar un viaje pasado, disfrutar del momento presente y mirar con esperanza el futuro.
El track de la ruta: 🚩


jueves, 9 de noviembre de 2017

Araia - Nacedero de Zirauntza. Vuelta por Arabarrate.

12 de Octubre de 2017
Aprovechando los cuatro días del puente del Pilar, viajamos al País Vasco para seguir disfrutando de la montaña en este otoño de temperaturas templadas. El primer día marchamos a Araia para conocer el nacimiento del río Zirauntza.
Viaducto del nacedero de Zirauntza
Ya estuvimos haciendo senderismo por esta zona, y aunque la memoria es frágil, guardamos un buen recuerdo de aquel viaje. Yo iba despistado con las fechas, pero Belén lo tenía muy claro: « ¡Que sí hombre!, que fue cuando la casa real anunció el compromiso de Felipe con "la Letizia"» Pues si eso fue en el 2003, ya hace ¡14 años que estuvimos!. Qué rápido pasa el tiempo.
Antigua ferrería de Ajuria
Entramos en Araia tras 3 horas de viaje desde Zaragoza. El viento está quieto y hay una espesa niebla, pero cuando llegamos por la parte alta del pueblo hasta la antigua ferrería de Ajuria, el sol nos sorprende de manera grata y cálida, preludio de lo que iba a ser la tónica general de estos días. Partimos desde las ruinosas instalaciones (el track que seguimos sale del pueblo pasando por aquí) y cruzamos un puente para pasar a la margen izquierda del río, lugar por donde lo remontaremos. El camino ideal para hacer con niños está muy bien balizado y sólo hay que seguir las marcas verdes y blancas del SL-A.14 que discurre entre espesa vegetación a la sombra de enormes robles y hayas. Llegados a un cruce, nosotros cogemos el camino que discurre pegado al río hasta la cascada. Llegados hasta el Nacedero de Zirauntza en 40', cruzamos un puente frente a la cascada para subir a la pequeña presa que acumula el agua que surge de las montañas de la sierra de Altzania.
Cruzando a la margen izquierda del río.
Entrando en el bosque.
El río Zirauntza.
Sendero cubierto de hojas.
Parece un bosque encantado.
Caminando muy cerquita del río.
Cascada un poco antes del nacedero.
La presa desde su lado derecho.
Salto de agua de la presa.
La pequeña presa que guarda las aguas del nacedero.
La pequeña presa que guarda las aguas del nacedero.
Desde el lado izquierdo de la presa, podríamos hacer la vuelta por el camino de San Miguel, paralelo a un viaducto que se utilizaba para precipitar sus aguas hasta la turbina de la ferrería y que daba movimiento a las máquinas.  Nosotros cogemos el camino que discurre paralelo al viaducto de la derecha y que se sigue utilizando para la producción de energía eléctrica. Salimos hasta una pista de tierra que vamos subiendo pasando cerca del repetidor de la cima de Arrazpi que dejamos a nuestra derecha. Continuando por la pista pero abandonando temporalmente el track. En una cerrada curva cogemos, en 45' desde el nacededero, una PR que sube entre pastizales por el monte de los Rojos, para conectar con una pista, ya de nuevo en el track y alcanzar el puerto de Atabarrate en 2 horas desde el comienzo. Tratamos de seguir las marcas de la GR 121.1, pero no las encontramos, así que seguimos el track fuera de sendero en un puro ejercicio de fe en este y en el gps, por un impresionante hayedo donde las hojas caídas ocultan cualquier senda que alguna vez pudiese pasar por aquí. Enlazamos con éxito con la pista que ladea el monte Umandia y la seguimos junto al límite entre Álava y Guipuzcoa. Nos llama la atención los andamiajes metálicos tapados con ramas en sus copas. En uno de ellos hay tres personas que nos explican que están esperando el paso de alguna paloma torcaz para darle caza, afición muy extendida en la zona, según parece. Al cruce de una pista (2h 30') la cogeremos a la derecha volviendo de este modo a la provincia de Álava para seguirla en bajada. De esta manera rodearemos el monte Umandia por el Este y tras cruzar el barranco de Iturrizuri, la pista empieza de nuevo a subir unos metros hasta llegar al eje norte del pico Albeiz. La pista comienza a descender en busca de la Txabola Martinen (3h 15') y cogiendo la pista que pasa por su izquierda, en una sucesión de pistas, llegamos a la fuente de Kukuma donde  echaremos un buen trago antes de llegar hasta Araia. Antes de volver a la ferrería, hacemos una parada (4h) en el centro de interpretación de Araia para seguir aprendiendo cosas del municipio de Aspárrena y de sus recursos.
Paralelos al viaducto.
Para mi la zona con más encanto.
Una parada en Las Rojos para ver al sur. Abajo queda el repetidor de Arrazpi
Llegando al collado de Atabarrate.
En la pista que ladea por el sur el monte Umandia.
Puesto para la "observación y caída" de la paloma torcaz.
Muga entre Álava y Guipuzcoa.
Llegamos al camino que corta. Lo cogemos a la derecha.
El monte Umandia y la Txabola Martín
Interior de la Ferrería de Ajuria.