Mostrando entradas con la etiqueta Senderismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Senderismo. Mostrar todas las entradas

viernes, 11 de agosto de 2017

Punta Cochata (Circular)

9 de Julio de 2017
Pasando por el pueblo de Escarrilla, subiendo al Pirineo ¿cuántas veces me habré fijado en esa mole de piedra que hay a la izquierda, pero entro en el túnel y me pongo a pensar en otra cosa? Un montón! Un día di con la ruta que sube a ese peñasco en el blog de David Naval, así que ahora no hay excusa para no hacerla.
Sobre el embalse de Escarra.
El camino parte, al igual que para ir al Saldo, entre el pueblo de Escarrilla y la entrada en el túnel. Primero por pista, pero rápidamente entramos en una senda que nos interna en el bosque. Ha debido de llover la noche anterior porque está todo mojado y nos resbalamos varias veces en las piedras. Tras la senda, cruzamos una valla ganadera para seguir en sentido ascendente por una pista. Hay que estar muy atentos, porque al poco rato, a nuestra izquierda y antes de que la pista empiece a bajar camino del Saldo, parte un sendero que nos encara a la punta Cochata entre pastos, bojes y, en la época en la que fuimos, gladiolos. Llegaremos hasta el mismo collado de Tarmañones, justo cuando la senda entre prados comienza a descender, para girar a la derecha y marchar hacia la Punta Cochata. Primero por la dorsal siguiendo los hitos, para llegar a una zona algo rocosa donde nos ayudaremos de las manos para ascender por una inclinada ladera herbosa. Tras ésto, una corta canal, nos dejará tras 2h de marcha, en la cumbre de la Punta Cochata (1.910 mts). Bonitas vistas sobre el barranco de la Tallata y sobre la presa de Escarra. Enfrente, el Pacino y más al fondo Feníás y los Infiernos. Al sur las Rocosas... ¡No! que es la sierra de la Partacua.
El sendero, entre el bosque, cruza el barranco de Betato.
Muy gris por la zona de Panticosa.
Salimos del bosque.
Cogemos el sendero que encarando la punta Cochata nos lleva al collado de Tarmañones.
En nada, asi estamos en el collado de Tarmañones. Punta Cochata nos intimida con su presencia.
Por la dorsal, dejando el collado abajo. Al Sur la sierra de la Partacua.
Una pequeña trepada para enlazar...
...con inclinada ladera herbosa. Ya sólo nos queda una pequeña canal a la izquierda que nos dejará en la cumbre.
Me voy a permitir salir en alguna foto con esta pose de conquistador. Gracias Berta!
Presenciando una asistencia en el Pacino del helicóptero de la Guardia Civil.
Se está muy a gusto en la cumbre y parece que no va a llover, pero tenemos que empezar a bajar. Lo haremos por el mismo sitio hasta el collado y seguiremos la marcha donde la dejamos, para bajar al embalse de Escarra. Un grupo bastante numeroso de adolescentes, están dando la vuelta a Punta Cochata, guiados por un monitor. Ahora se están bañando en el embalse, pero no sé muy bien si hace día de calor para tanto. Cruzamos el embalse y cogemos el sendero que pasa por la base del Pacino. Está todo muy amarillo por los erizones en flor. Seguimos bajando por la margen izquierda del barranco de Escarra, mediante el serpenteante camino de los Forzados, nombrado así en honor a los presos políticos que participaron en la construcción del embalse. Entre el bosque de pinos y hayas llegamos hasta la carretera, ya muy cerca de nuestro punto de partida.
Berta esperándome en la bajada.
Bajando al collado de Tarmañones.
Embalse de Escarra.
Hemos cruzado a la izquierda orográfica del barranco de Escarra.
Dejamos atrás el embalse y la punta Cochata.
Los erizones en flor visten de rabioso amarillo las laderas del Pacino y del Bco. Escarra.
Ni flower de como se llaman estas flores.
Si estamos atentos y con mucho cuidado, podemos ver en una de las revueltas el Saldo.
Serpenteando el camino de los Forzados.

miércoles, 31 de mayo de 2017

Castillo d´Acher

28 de mayo de 2017
Hacía muchísimo tiempo que no visitaba esta cumbre tan característica de la Selva de Oza y de los Pirineos Occidentales.
Castillo d´Acher
Dejada atrás la temporada de esquí de travesía, le toca el turno a la montaña andada, una manera bien diferente de disfrutarla. Aparcamos frente a la "Terraza - Bar Costeros", que se encuentra junto al río y a la sombra de una magnífica Haya de tamaño descomunal. Una buena hora de salida sería las 9 de la mañana, pero salimos andando a las 10, un poquito tarde pues volvímos a las 5:30 de la tarde, subiendo siempre a un ritmo tranquilo, con un par de paradas y con comida en la cumbre. Ahora está perfectamente  indicado el arranque del itinerario. Hay que seguir las marcas de GR 11.1 para desviarnos a los 10 minutos hacía el SE por un sendero bien marcado, que entre el cerrado bosque de abetos y hayas, va subiendo de manera firme. Cruzados un par de ramales del barranco Espata, uno de ellos con bastante caudal, salimos por sucesivas y fuertes revueltas del bosque para entrar en los altos y verdes pastos de la selva de Oza. Aquí ya empezamos a ver a nuestra izquierda los farallones del Castillo d´Acher, a nuestra derecha la barrera rocosa de punta Agüerri y si volvemos la vista sobre nuestras espaldas, en primer término Lenito y Peña Forca y más alejados Chipeta, Chinebral, Mallo Acherito, Petrechema y Mesa d´os tres Reis, todos bien ordenadicos y sin quitarse el protagonismo los unos a los otros. Nos cruzamos con gente que viene de vuelta, todos bien abrigadicos... Continuamos hacia el Este en busca de los cortados rocosos orientados al Sur, a modo de murallas fortificadas, parece que quieren complicarnos el asalto al castillo. Siguiendo los hitos y la marcada senda, entraremos por una fácil canal por la que llegaremos a lo alto, donde se abre ante nosotros un gran sinclinal colgado para gran sorpresa de los que nunca hayan ascendido a esta cumbre. Sin perder altura seguiremos hacia la derecha en busca de la cumbre S. pero que no ascendemos, para girar ahora hacia el Norte y completar un último repecho y coronar la cota más alta del Castillo d´Acher (2390 mts).
Primeros pasos por el bosque.
La senda bien trazada
y con un ambiente de cuento de hadas.

Salimos del bosque. Los Alanos y Peña Forca de fondo.
Los farallones de Castillo d´Acher.
El camino no tiene pérdida.
Subiendo en busca de la canal.
Fácil canal que nos dejará en el sinclinal
Inma pensando: ¿Ya hemos llegado? No!!!
Aún nos queda recorrer esta maravilla que no esperabas.
Último repecho a la cumbre del Castillo d´Acher.
Inma, Ignacio, Belén y yo. El Bisaurín a nuestras espaldas.
Nos hacemos rápidamente una autofoto y nos cobijamos del fuerte viento para comer algo. Sopla el bochorno con fuerza, pero en la vertiente NO de la cumbre no se nota nada y las vistas al Norte son espectaculares. A lo tonto nos hemos clavado una hora en la cumbre comiendo y bebiendo la botella de vino  que ha subido Ignacio. Debió de pensar que iba a hacer calor y no podía permitir que nos deshidratáramos... 😁. La bajada la realizamos por el mismo sitio por el que hemos subido y en 2h 30´, contando una parada, llegamos al coche.
Bajando con el Bisaurín al fondo.
Dejamos atrás la cota más alta.
Por el borde del valle colgado en busca de la canal de bajada.
Comienzo de la canal.
Contraste entre la piedra y el pasto.

Ignacio, todo un señor con su camisa.
Ni en la casa de la pradera...
Serpenteante senda que nos devuelve al bosque.

Pensando ya en cual será la siguiente.

jueves, 18 de mayo de 2017

Pico Fragineto

14 de mayo de 2017
Con el corazón dividido entre comenzar la temporada de trekking o apurar las últimas nieves, me decanto por lo primero aceptando el plan que me ofrece Belén.
Caminando por el cordal de la Ronera.
Nos tenemos que desplazar a la Tejería (ruinas de un antiguo horno de tejas), donde hay un pequeño parking para 6 ó 7 coches. Aquí hay un cruce de caminos donde quedan muy bien indicadas las direcciones. Nosotros cogeremos el que indica Tozal de Guara/Nocito. La excursión en su primer tercio recorre un precioso camino entre el bosque y en donde los pajarillos cantan sin cesar. En 20´ desde la salida llegamos hasta la ermita de la Fabana que se encuentra en estado semiderruído. Continuamos el camino hasta bajar al barranco de Calcón que transcurre paralelo a éste. El barranco se estrecha y el sendero se solapa con el cauce del río. Esta semana ha llovido y tenemos que hacer pasos de funambulista para saltar de roca en roca y no acabar con los pies mojados. En un corto tramo decidimos descalzarnos para avanzar más rápidos, aunque a la vuelta, ya más entrenados, lo pasamos con las botas puestas. El camino gana un poco de altura saliéndose del cauce hasta que llegamos en algo más de una hora al cruce (indicativo cuello Lizana/Fragineto) con el barranco de los Valles que baja del collado de Petrenales, que es por el que luego bajaremos. Hasta aquí apenas hemos ganado desnivel y es ahora donde, en 2.7 kms, haremos 700 mts hasta la cumbre. Por buena senda llegamos primero hasta el cuello de Lizana (opcional el Mondinero con 1467 mts al Sur) donde ya empezamos a deleitarnos con las vistas al Sur de la hoya de Huesca, el pico Borón y las aguas azul turquesa de los pantanos de Vadiello y Guara. Seguimos en horizontal hacia el norte para después ascender, ahora ya de manera firme, sobre una desdibujada senda que discurre entre erizones y pedreras. Siguiendo los mojones y alguna marca de pintura de color azul, llegaremos a colgarnos al cordal del monte de la Ronera, Un primer alto nos hará creer que ya hemos llegado, pero siguiendo llegaremos, tras 3 horas y cuarto desde el comienzo, hasta el pico de Fragineto (1734mts) coronado con un bloque vertical. Las vistas del Tozal de Guara son espectaculares, al norte los Pirineos y casi 1000 mts más abajo el serpenteante curso el río Guatizalema. Hacemos una parada para deleite del paisaje y del paladar por la comida que llevamos.
El verde en el camino está en su máximo esplendor.
El barranco y el camino en uno sólo.
Giraremos a la izquierda, al Fragineto,  y bajaremos por el puerto de Petrenales (dcha)
Subiendo al cuello Lizana.
Cuello Lizana.
Abajo el pantano de Vadiello.
Ampliando la perspectiva, el pico el Borón y la Hoya de Huesca.

Cima Sur del Cordal. La cima del Fragineto está a continuación.
Foto de cumbre. A nuestra izquierda el Tozal de Guara.
Detalle del bloque cimero y el Tozal de Guara.
Podríamos bajar por el mismo sitio, pero siempre suele resultar mucho más gratificante bajar por otro y acabar en circular, así que continuaremos dirección norte siguiendo la fácil cresta hasta llegar al pico Corcurezo (1666 mts) estupenda atalaya del pueblo de Nocito y del inicio del Guatizalema. Ahora descendemos de manera firme hacia el Oeste con el Tozal de Guara como fondo, hasta llegar al puerto de Petrenales (1559 mts) cruce de acceso al Tozal, bajada al Norte a Nocito y al Sur hacia la Tejería, que es por donde volveremos. El camino, siempre entre el bosque haciéndose cómodo, hasta que llegamos al cruce del cuello de Lizana, donde hemos estado hace un rato. Seguimos al Sur sorteando el cauce del estrecho del barranco y después por cómodo camino llegar de nuevo a la ermita de la Fabana y poco después a la tejería donde tenemos el coche (2h 30´ desde el Corcurezo). De vuelta con el coche recomiendo visitar el Pantano de Calcón o Guara y su mirador y así tomar perspectiva de la excursión realizada.
Siguiendo el cordal hacia el Norte.
Dejando atrás el Fragineto.
Llegando al Corcurezo
Casi 1000 mts más abajo el serpentear del Guatizalema.
En el llano el pueblo de Nocito.
Bajando al puerto de Petrenales. Enfrente, el Tozal de Guara.
Cruce de caminos en el puerto de Petrenales
Cómoda senda de bajada entre el bosque.

Ermita de la Fabana. Mucho mejor las fotografías de esta con la luz de la tarde.

Powered by Wikiloc
Ruta seguida